El portal con toda la información para el Campo Argentino

Atención productores: al día con la Fiebre Aftosa y Brucelosis

  • marzo 17, 2017

Actualización del calendario de vacunación anual y suba de precios.


¿Cómo será la campaña de vacunación 2017?

Ya está vigente el calendario nacional de vacunación 2017 del Plan Nacional de Erradicación de Fiebre Aftosa y Brucelosis. Para la mayor parte del país, las fechas van del 06 de marzo hasta el 05 de mayo, con las debidas variaciones según la región.

Para esta primera campaña, el precio de la vacuna ha tenido un aumento respecto del año pasado. El costo de la dosis se determinó en $30 e integra: el costo de la vacuna en $16,50 por dosis, cotizado en principio en precio dólar, más el costo operativo y honorarios veterinarios en $12,75.

La tarifa de la vacuna aprobada por SENASA tiene su precio más bajo en la zona del Litoral (Corrientes y Misiones) en $28,85, casi el doble de lo que fue la dosis por cabeza de ganado en la misma época el año pasado. La zona de Cuyo pagará unos $44 la dosis, ya que Coprosamen suma un plus de $2 por dosis.

Bovinos vacunados contra Fiebre Aftosa Argentina

Fuente: SENASA

Vacunación contra Fiebre Aftosa y Brucelosis en Argentina

Sumado a los cuidados regulares con vacunas ganaderas contra enfermedades respiratorias y nerviosas, clostridios y otras afecciones comunes, el Plan Nacional de Erradicación es parte del calendario de actividades de la agroindustria. La obligatoriedad de su cumplimiento se debe a la estrategia sistemática de prevención de la fiebre aftosa y brucelosis que ha regionalizado el país según biozonas de crianza ganadera y potencialidad de desarrollo de las cepas virales. La vacunación del total de los bovinos es con inoculante oleoso de alta calidad y vacuna Brucella abortus Cepa 19 según estándar nacional de SENASA a partir del 2002, rigiéndose con reglamentación internacional de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y de la Unión Europea (UE).

La primera parte de la campaña de vacunación antiaftosa se realiza durante el primer semestre y se considera aquí a todas las categorías de ganado bovino. Se administra conjuntamente una única dosis contra la brucelosis a las terneras de rodeo de cría en hembras en edad de entre 3 y 8 meses. La segunda campaña se realiza en la siguiente mitad del año, destinada a cabezas menores en todas las categorías. Además de esta medida, es menester el cumplimiento de normativas, consulta asidua con servicios de laboratorio y concientización para el resguardo de la introducción o expansión de la enfermedad.


El Plan de Erradicación también implica:Prevención de FIebre Aftosa y Brucelosis


Importancia del Plan de Erradicación

Un animal afectado de Fiebre Aftosa puede ser tratado con resultados óptimos luego de mínimo una semana. Aun así, es probable que quede debilitado, notándose consecuencias en su movilidad, peso y producción lechera. Asimismo, puede ser portador del virus agravando al resto del rodeo, afectando incluso a otras zonas. Por tanto, una vez detectada la enfermedad, no es recomendable su tratamiento, sino que se opta por sacrificar a los animales y una completa desinfección del establecimiento, generando de este modo grandes pérdidas económicas locales y nacionales.

Las medidas de prevención contra la Brucelosis son igualmente importantes ya que es una enfermedad contagiosa que afecta a animales doméstico y a los humanos. Lo más común es el contagio de animal a humano por ingesta de leche no pasteurizada o por contacto con el animal durante el parto. No hay riesgo de infección por consumo de carne propiamente cocida. Entre animales, el contagio es por contacto directo con secreciones. El mayor problema de la Brucelosis es la tasa de mortalidad prenatal y el retraso en el volumen de crecimiento del rodeo, lo cual impacta en toda la cadena de producción pecuaria.

Campaña vacunación fiebre aftosa y brucelosis

Detección de Fiebre Aftosa

El virus puede estar presente en el animal unos cuatro días antes de hacerse visibles síntomas físicos. La detección de la fiebre puede ser a través de:

1.  Síntomas físicos:

  • fiebre,
  • úlceras como ampollas (aftas o vesículas) en lengua, labios, ubres, entre las pezuñas y puntos de presión de la piel,
  • síntomas secundarios: menor producción de leche, abnegación a la ingesta y consecuente pérdida de peso, cojera o desgano general en los movimientos debido al dolor, infecciones bacterianas por ampollas abiertas.

2. Detección clínica:

  • por muestra de tejido o secreciones de animales,
  • por muestra de ambiente

Ante la posibilidad o detección de síntomas es obligatorio hacer notificación, seguimiento y control de la enfermedad con autoridades sanitarias, dado que la propagación del virus es a través de secreciones y contaminación de equipos, instalaciones y demás elementos presentes en el establecimiento.

Detección de Brucelosis

A diferencia de la Fiebre Aftosa, la Brucelosis no presenta sintomatología externa y solo puede ser sospechada ante un alto índice de abortos que no se soluciona con otras vacunaciones preventivas, ante lo cual deben hacerse exámenes de laboratorio para identificar la infección por Brucella. Clínicamente, debe hacerse un seguimiento serológico para su detección. Esta enfermedad afecta las cabezas de ganado sexualmente maduras, por lo que las vacunas se dan hasta los 8 meses de edad del animal.

Más información 

El Plan de Vacunación se ve regulado por el Sistema de Integrado de Gestión de Sanidad Animal que incluye el Plan de la Fiebre Aftosa en trabajo con la Dirección de Epidemiología y Análisis de Riesgo. Toda la información oficial respecto al plan de prevención y erradicación puede consultarse en SENASA/Fiebre Aftosa y en SENASA/Brucelosis.

Categories: Actualidad, Ganadería
Leer más: