El portal con toda la información para el Campo Argentino

¿Cómo monitorear y controlar las Orugas en el cultivo de soja?

Para combatir orugas en el cultivo de soja es importante controlar los lotes y decidir cómo establecer un control químico para lograr un manejo adecuado.

  • enero 27, 2017

La presencia de plagas tardías son uno de los principales factores que disminuyen los rendimientos en el cultivo de soja. El monitoreo de los lotes y la toma de decisión de establecer un control químico, es muy importante para lograr un manejo adecuado.

Las plagas más importantes en el cultivo son las orugas defoliadoras, desgranadoras, chinches, arañuelas y trips.

Los daños ocasionados dependen, entre otros factores, del estado fenológico en el que se encuentre la planta. Si los ataques fueron en los estados vegetativos (orugas defoliadoras, trips, arañuelas) los daños serán menores sin embargo habrá disminuciones en los rindes por una baja en la tasa en el crecimiento.

Por lo contrario, si los ataques fueron en los estados próximos a la madurez  (chinches y orugas desgranadoras) las secuelas son mayores afectando al número y peso de granos.

El primer punto a tener en cuenta para el manejo de la plaga, es cuantificar el tipo, nivel y distribución de la plaga, mediante el muestreo del lote y el conocimiento de las condiciones ambientales.

¿Cuándo comenzamos a monitorear los lotes?

El monitoreo comienza en el estado de V2-V3 y se continúa hasta la cosecha.

¿Cada cuánto monitoreamos?

Lo óptimo sería 1 lote cada 7 días, pudiendo variar en situaciones donde las condiciones ambientales favorezcan las apariciones, en estos casos debería hacerse cada 4 días.

¿Dónde monitoreamos?

Los controles deben hacerse en estaciones de muestreos georeferenciadas, se sugiere cada 10-15Ha dentro de la unidad productiva.

Las estaciones deben estar distribuidas de manera uniforme y en ambientes diferenciados se recomiendan realizar más estaciones.

image_1015

¿Cómo realizamos la muestra?

Se utiliza un paño blanco, de forma vertical, tomando 4 muestras, cada 1 metro lineal por estación. Los datos obtenidos se dividen por la distancias entre surcos, para calcular el m2.

En todas las estaciones se debe registrar la cantidad de orugas >1.5cm, las de menor longitud  y en lo posible identificar la especie.

Luego se cuantifican las especies y se compara con el Umbral Crítico.

 

32457_foto1

El nivel de plaga que un cultivo puede “tolerar” sin que se produzcan pérdidas significativas de rinde está determinado en una primer etapa (de V7 a R4) por la capacidad del cultivo de generar área foliar nueva.

En etapas posteriores (R4 a R6 inclusive), el área foliar ya está definida, los factores que regulan el nivel de plaga tolerable son la cobertura lograda y la expectativa de rinde.

De esta forma no solo las decisiones de establecer los controles químicos se  definen mediante el monitoreo, sino también de numerosos factores como: niveles de abundancia de plagas y de sus enemigos naturales, densidad de siembra, grupos de madurez, estado fenológico del cultivo, condiciones climáticas, entre otros.

A continuación se muestran algunos principios activos usados para el control químico de plagas tardías en el cultivo de soja

Cipermetrina

Lambadacialotrina

Alfametrina

Bifentrin

Delta Metrina

Zetametrina

Metaxifenocide

Novaluron

Spinosad-Naturales

Bifentrin + Imidacloprid

Bacilus Thurigensis-Insecticida Biologico

Clorpirifos

Abamectina

Acefato

Tiodicarb

Categories: Agricultura
Leer más: