El portal con toda la información para el Campo Argentino

Nueva Ley de semillas: por ahora no hay nada gratis

Reunión entre el Ministerio de Agroindustria de la Nación y la CONASE para modificar la Ley de Semillas 20.247. Se procura un equilibrio entre los intereses de todas las partes.

  • septiembre 5, 2016

El Ministerio de Agroindustria de la Nación realizó ante la CONASE (Comisión Nacional de Semilla) la presentación de los lineamientos y objetivos que comprende la propuesta para la modificación de la Ley de Semillas 20.247, los cuales se adecuan a la actualidad productiva del país y procuran un equilibrio entre los intereses de todas las partes.

semillas-2

Los puntos principales de la reforma se centran, por un lado, en que en el pago de la semilla estarán incluidos los conceptos por los derechos de propiedad intelectual que la semilla y los productos obtenidos a partir del uso de la misma contengan, y/o tecnología incorporada; y por otro, en el acotamiento del uso propio.

Agroindustria, a través de este proyecto, tiene por objeto principal la búsqueda del consenso mediante el diálogo en un marco institucional y democrático, luego de años sin una solución concreta. Esta reforma permitirá regularizar el mercado de semillas, transparentar todos los eslabones de la cadena de producción, y equilibrar los intereses de cada uno de los actores.

El Estado Nacional propone mantener el uso propio gratuito excepsemillas-1tuando de ello a las variedades reproducidas por semilla durante las tres primeras campañas posteriores a la adquisición de la semilla, período a partir del cual el agricultor podrá hacer uso propio gratuito, salvo el uso incremental.

Cabe destacar que estarán exentos los agricultores familiares inscriptos en el RENAF (Registro Nacional de Agricultura Familiar), pueblos originarios y productores que tengan una facturación inferior a la suma de tres monotributos de la máxima categoría, independientemente si están inscriptos o no.

Además, se ejercerá un control eficiente en el desarrollo de actividades de producción y comercialización de semilla a través del Instituto Nacional de la Semilla (INASE), organismo de competencia primaria en la materia, el cual tendrá un rol activo de fiscalización y contará con un Directorio con representantes del sector público y privado.

En los nuevos lineamientos se destaca que en el pago de la semilla están incluidos los conceptos por los derechos de propiedad intelectual.

Confederaciones Rurales Argentinas alertó sobre varios aspectos que deben ser contemplados en el proyecto oficial presentado ante la CONASE

Mediante un comunicado la entidad consideró que la iniciativa debe contemplar los siguientes aspectos antes de ser sancionada:

1) Una nueva Ley de Semillas debe respetar la Ley de Patentes respecto a la no patentabilidad de genes así como los convenios ADPIC y UPOV 78, convenios internacionales a los que el país ha adherido.

2) El uso propio de semilla (derecho a reservar semilla de su propia producción) es un derecho reconocido desde hace décadas en Argentina, e internacionalmente, sin embargo el mismo deberá ser fiscalizado de modo que se respete el uso propio y los legítimos derechos del obtentor. Estos derechos alcanzarán exclusivamente al obtentor de la variedad vegetal y los mismos se agotan en la semilla. Los derechos del propietario del know how de nuevas tecnologías deberán ser resultado de un entendimiento entre este y el obtentor.

3) El agregado de un evento transgénico no genera un nuevo cultivar. Cada variedad es el resultado del trabajo del fitomejorador, independientemente de los eventos transgénicos o cualquier otra tecnología que se le puedan incorporar.

4) Argentina prohíbe el patentamiento de plantas en el art. 7º, de la ley 24.481 de Patentes de Invención y Modelos de Utilidad. Adicionalmente, existen las directrices de Patentamiento entre ellas la resolución 283/2015 donde se aclara sobre los límites en el patentamiento de secuencias modificadas, componentes de organismos vegetales y animales, o inserción en el genoma de un organismo de 1 o más genes, entre otros

5) La patente AR026994B1, por la que Monsanto reclama royalties, podría ser nula, por defectos formales y por proteger un gen ya usado en Argentina con anterioridad (1996) a la solicitud de la patente en 2000. La intención de la misma es proteger un gen no patentable por medio de una yuxtaposición, contrario a la legislación vigente.

6) Para dar previsibilidad y transparencia en el mercado de semillas es necesario la fiscalización del uso propio y de la industria semillera reduciendo al mínimo el comercio ilegal de semillas. Asimismo es fundamental fortalecer los organismos como el INASE y la CONASE así como incentivos de desgravación en la compra de semilla legal y los procesos de investigación y desarrollo local.

 

FUENTES: Ministerio de Agroindustria de la Nación – Confederaciones Rurales Argentinas (CRA)

Categories: Agricultura, Economía
Leer más: